PERRO FESTIVALERO

Frecuentemente me gusta visitar festivales de música, en donde hay zonas de camping retiradas de los conciertos y en donde, en muchas ocasiones, se puede observar a grupos de gente con sus perros, o personas vendiendo objetos artesanales en puestos, y sus perros merodeando alrededor. Muchos amigos me suelen preguntar por estos perros, cómo y por qué suelen ser como son y se acostumbran a este entorno.



La imagen que dan estos perros es de que suelen ser tranquilos, muy “pachorros”, acostumbran a estar todo el día durmiendo y cuando no lo hacen investigan los alrededores, olfatean, se dejan acariciar por la gente o juegan entre ellos y nuevos perros que aparecen en la zona. Esto es así, porque son perros que han tenido una correcta socialización, no solo con individuos humanos y animales, sino también con el entorno. Suelen ser animales acostumbrados a ruidos,  multitudes de gente y a presencias de desconocidos. Estos perros suelen tener pocos problemas con el entorno, ya que se les ha acostumbrados a él, y no les suele alterar todos estos factores citados que, a otros perros no habituados, podría extrañarles y asustarles en exceso. Son perros con habilidades comunicativas mayores que otros perros con más estresores en ciudad o con niveles mayores de miedos y estrés, es por ello que respetan las zonas de seguridad de sus compañeros y los límites de cada uno.


Si es cierto que con frecuencia se suele ver la intervención de algún perro externo, con peor comunicación, muchas ganas de juego,  intrusivo e invasivo, que altera el ambiente y por ello suele haber altercados puntuales.


Las relaciones humano-perros de estos ejemplares suelen ser muy naturales, respetando frecuentemente la libertad de los individuos y su libertad de movimiento. Aunque muchas personas de estas no suelen conocer las señales de calma, muchas de ellas las comunican involuntariamente, son personas tranquilas, se mueven lentamente, no son invasivas con los perros, etc. Resumidamente, "DEJAN AL PERRO HACER DE PERRO".


No obstante, esto no quiere decir que todo sea un mundo de rosas y color para estos perros, y no todos estos dueños actúan de la manera correcta con ellos.


Hay que tener en cuenta que no todos los perros se acostumbran a esta vida, y no todos valen para ella, son situaciones totalmente fuera de su naturaleza, mucho ruido, mucha gente, poco espacio, etc, previo a estar acostumbrado a todo ello será necesaria una correcta socialización con este entorno, lenta y gradual, de lo contrarios estaremos inundando al perro y esto podrá causar graves problemas futuros.


5 vistas

© Lobo Áureo

Todos los derechos reservados

Tlf.: 689 429 476

educacioncanina.loboaureo@gmail.com

  • White Instagram Icon
  • White Facebook Icon
  • White YouTube Icon

Madrid, España.