¿MIEDO A LOS PETARDOS?

Llega esa época del año de ruidos, luces… Petardos, vamos. En Navidad, algunos somos un poco desastres y dejamos las compras y los regalos para el último momento, pero lo que no podemos dejar para el último momento es la salud de nuestros compañeros, que nosotros hemos elegido tener. Todos los años sucede lo mismo, en las mismas fechas, podemos ANTICIPARNOS y PREVEER lo que va a suceder.

La pirotecnia nos acompañará, en menor o mayor medida, estos días según la zona en la que vivamos, y a los perros, y a algunas personas, estos ruidos molestan, asustan y duelen mucho.

Los perros tienen oídos muchos más desarrollados y sensibles que los nuestros. Por lo que sonidos estridentes e inesperados, no solo causarán miedo sino que también causarán mucho dolor en el tímpano.


Cómo podemos ayudar a nuestro perros estos días:

  1. Anticipar y evitar. Saber los días, franjas horarias y lugares de mayor uso de pirotecnia para poner en marcha las siguientes pautas. A tener en cuenta que los perros detectan los ruidos a mayor distancia que nosotros y anticiparán esta situación desagradable también a través del olor a pólvora en la calle.

  2. Evitar sacar a pasear al perro en estos momentos e incluso horas antes. Por un día no ocurrirá nada por limpiar un pis con la fregona. En caso de tener que sacarlo, realizar un paseo puramente fisiológico, hacer sus necesidades y vuelta a casa.

  3. Cerrar ventanas, persianas y cortinas, evitar la entrada de ruidos y luces que puedan asustar al perro acústica y visualmente. Y si disponemos de algún espacio de la casa sin ventanas aprovecharlo para acompañar al perro en esta habitación.

  4. Crear barreras acústicas, con música relajante, música clásica por ejemplo.

  5. Realizar actividades relajantes y calmadas. Evitar excitar de más al perro con caricias fuertes, lanzamiento de pelota, juegos de tira y afloja, etc. Realiza juegos de olfato o masticación que ayuden a reducir niveles de estrés (si el perro ya está acostumbrado a ellos).

  6. Ante todo, naturalidad y tranquilidad, no queremos trasmitir más miedo al perro a través de nuestra comunicación gestual y acciones. Trasmitir calma será lo más importante.

  7. Acompañar y apoyar al perro. Si necesita subirse a un lugar elevado, o estar pegado a nosotros para estar en contacto, permíteselo, seguramente sea su forma de apoyarse emocionalmente en ti para superar ese momento. Acariciar de manera calmada y a favor del pelo.

  8. Puedes complementar todos estos puntos usando también ambientadores o aceites esenciales que relajen al perro, camisetas antiansiedad o thundeshirt, que puedes hacer tu mismo o comprar por internet. Si el perro se siente seguro en espacios cerrados, puedes preparar un pequeño cobijo con su transportín o creándolo a partir de sillas y telas. Y si vives en una zona en la que se usa mucha pirotecnia, puedes plantearte llevar esa noche a tu perro a una residencia canina de confianza y que ya conozcas. La mayoría suelen estar alejadas de las ciudades y el descanso del perro será mayor y libre de tanta estimulación.

A tener en cuenta que se tratan de consejos generales que pueden ayudar al perro a sobrellevar una situación de miedo a petardos y tormentas PUNTUAL. Estas pautas no buscan tratar un problema de miedo o estrés en un perro, en ese caso tendríamos que trabajarlo de manera personalizada con un profesional.


Ayudar al perros en estos momentos conseguiremos evitar algunas situaciones muy desagradables para todos como: huidas del perro a causa del pánico y posible atropello en la calle, caídas desde distintos niveles provocando posibles roturas de huesos, ataques cardiacos, ataques epilépticos...


Y recuerda, por ellos, estas Navidades...¡NO SEAS PETARDO!

Entradas Recientes

Ver todo