LAS RUTINAS Y SUS BENEFICIOS

Actualizado: nov 4

¿Alguna vez has organizado una reunión con amigos en casa y estos se empezaban a retrasar y retrasar y retrasar...? Seguro que se te pasó por la mente hacer mil cosas para aprovechar el tiempo mientras ellos llegan. ¿Ver una peli? Mmmm quizá mejor no, no sea que lleguen antes y la tenga que dejar a medias... ¿Cocinar? Seguro que no da tiempo a acabar la receta... ¿Bajar a dar un paseo? pero, ¿y si llegan cuando estoy fuera?... Y a final con la incertidumbre del tiempo no haces nada... Pues esa incertidumbre es la que está presente constantemente si vivimos sin rutinas. Y ahora imagínate que tus actividades diarias no dependen de ti, más incertidumbre todavía.


Los humanos tendemos a pensar que las rutinas son aburridas. Claro, si las asociamos con el trabajo, y situaciones que nos enriquecen poco, normal. Pero tu imagínate una rutina en la playa, buceando, haciendo excursiones, etc. Yo misma podría tener esa rutina todos los días. LOS PERROS TAMBIEN NECESITAN RUTINAS. Evidentemente podemos incorporar nuevas experiencias y cambios en ellas, siempre y cuando el perro esté emocionalmente preparado para afrontarlo.


Todo lo que sea inesperado, genera estrés para poder superarlo, en menor o mayor medida. Ante un pico de estrés leve el perro seguramente podrá gestionarlo y salir de él, aunque según el individuo podrá tardar en recuperar su estado emocional anterior. Ante un pico de estrés grave y/o continuo aparecerán conductas de miedo que mantendrá al perro en constante estado de alarma, repercutiendo en su descanso. Por lo que poder predecir lo que va a suceder ayudará a reducir el nivel de estrés que pueda generar una situación, ruido, etc. Gracias a esta predicción, nuestro perro recibirá dos informaciones:


1- Cuándo, qué, cómo, dónde, VA A OCURRIR ALGO.


2- Cuándo, qué, cómo, dónde, NO VA A OCURRIR NADA. 

De esta manera ayudaremos en su descanso, ya que no será necesario que esté alerta constantemente esperando algo que puede ocurrir pero no sabe cuando. Sabrá en qué momentos puede descansar y cuándo es momento de activarse. Por tanto sus sueños serán mas profundos y reparadores.


Gracias a las rutinas, el perro podrá controlar su día a día y todo lo que sucederá. Así como de controlar el entorno y la actividad que habrá en él.


¿Cómo podemos ayudar a nuestro perro y reducir posibles estresores? Ya que decidimos todo en su vida, nos es muy fácil poder pautar unos horarios concretos para cada acontecimiento: paseos, comida, visitas, excursiones, etc. Con horarios fijos en actividades como estas estamos ayudando y facilitando en gran medida la vida de nuestro perrito.



16 vistas

© Lobo Áureo

Todos los derechos reservados

Tlf.: 689 429 476

educacioncanina.loboaureo@gmail.com

  • White Instagram Icon
  • White Facebook Icon
  • White YouTube Icon

Madrid, España.