LA COMUNICACIÓN CANINA

Actualizado: jun 22

Los perros, animales principalmente sociales, necesitan de una importante comunicación para poder vivir en comunidad. Son animales puramente visuales por lo que son capaces de detectar cualquier mínimo movimiento e interpretarlo. Su forma de expresión más común, como no, es gestual, movimientos más o menos perceptibles, y además, comunicación sonora, ladridos y gruñidos, entre otros.


Al igual que los humanos, dependiendo de las circunstancias, la gravedad del mensaje y la necesidad de ser escuchados, los perros emplean unas señales u otras.


La comunicación canina en circunstancias normales se basa en pequeñas señales como ladear la cabeza, lamerse el hocico, desviar la mirada, olfatear de manera rápida y esporádica, acercarse a otros perros describiendo una pequeña curva,  mover la cola, mover las orejas, sacudirse y bostezar.



En momentos de mayor tensión, los perros necesitan emplear unas señales más marcadas y perceptibles para asegurarse de ser escuchados, aquí podemos encontrar algunas como gruñidos, levantar los belfos, enseñar los dientes, erizamientos de pelo, ladridos, rigidez corporal, etc.

En casos de extrema amenaza o miedo, momentos en las que las anteriores señales han pasado totalmente desapercibidas, ya sea por falta de socialización por parte de otros perros que intervengan en la acción, falta de conocimientos por parte de personas del entorno, etc los perros emplean señales de “bandera roja”, últimos recursos que se ven obligados a usar, como es lanzar dentelladas al aire, rigidez muscular excesiva, cuadricular el cuerpo, erizamiento del pelo hasta la base de la cola, movimientos exagerados de cola, ladrar, mirar fijamente a puntos determinados (hacer target), etc. Estos métodos de comunicación son los que hacen que personas sin conocimientos califiquen a perros como “agresivos”, cuando en realidad son perros que tras comunicarse y comunicarse han sido totalmente ignorados y su frustración les lleva a emplear métodos más marcados.


Aún siendo esta una lista general de las señales más empleadas, cada perro es diferente, y cada uno emplea en mayor medida unas señales u otras en función de la situación y el beneficio que le llevó en el pasado usarla.


Si estás buscando información al respecto y quieres aprender sobre comunicación canina, te recomiendo el libro de Turid Rugaas “Las señales de calma”, con él podemos introducirnos a este apasionante lenguaje para comprender e interpretar mejor a nuestros perros.

10 vistas

© Lobo Áureo

Todos los derechos reservados

Tlf.: 689 429 476

educacioncanina.loboaureo@gmail.com

  • White Instagram Icon
  • White Facebook Icon
  • White YouTube Icon

Madrid, España.