top of page

LLEGÓ EL DÍA ¡HOY ADOPTAS!

Pero, espera... ¡Quieta pará! Antes de acudir a recoger a tu peludo... ¿Cómo podemos prepararnos para su llegada?:

  • Resérvate el día o días para acomodar al perro a su nueva vida, hogar y familia. El mismo día de la adopción garantiza tener el tiempo para invertir en estar en casa, no necesariamente haciendo cosas con él, pero sí pendiente de él. Evita los días posteriores pasar mucho tiempo fuera de casa, invitar a amigos y/o familiares o hacer tareas de la casa que impliquen mucho movimiento o ruidos que puedan asustarle o preocuparle.

  • Compra todo lo necesario para su aterrizaje en casa antes de su llegada; camas, mantas, toallas, bebedero, comedero, variedad de juguetes (diferentes texturas, tamaños, durezas, que te permitan conocer sus preferencias para futuras compras), materiales de paseo, comida y algunos snacks. No usarás todo el primer día, pero así evitas tener que salir a comprar en sus primeros días de adaptación.

Genial, ya tenemos todo lo necesario, ¡vamos a recogerle! ¿Qué cosas debemos tener en cuenta cuando lleguemos a casa?:


  • Evita la adopción de animales “a domicilio”. Siempre que puedas, acude al lugar donde se encuentre ese animal para conocerle previamente y evitarle sensación de secuestro el día de la recogida. Empieza a generar relación con él antes de llevarle a tu casa.

  • Una vez lo recojas, si puedes, intenta acudir con algún familiar o amigo de la unidad doméstica para hacer más fácil el viaje en coche y poder darle apoyo.

  • Permite al perrete conocer los espacios de su nuevo hogar poco a poco, sin abrumarlo. Cuando termine de olfatear una zona y se sienta cómodo en ella, pueda reposar un poco, beber agua o comer algo, seguiremos avanzando. Especialmente indicada esta pauta con cachorros o perros mayores.

  • Exigencias cero. El primer día evita hacer nada con él, no es momento de enseñarle trucos, ni obligarle a hacer cosas a la orden o castigarle, déjale ser, que pueda expresarse, descargar estrés acumulado y descansar.

  • El descanso será fundamental. Facilita el descanso por encima de todo. Dormir le ayudará a procesar todos los cambios y experiencias vividas.

  • Si necesitas sacarle a pasear para que haga sus necesidades, que sea breve, en horarios de poco público en la calle, con libertad de movimiento y sin tensiones (con correa larga) y recorriendo distancias cortas. No es momento de conocer el barrio o socializar con otros perros o personas. Si tienes jardín en casa, permite que estos primeros días haga sus necesidades ahí, será ideal para reducir estresores.

Y tú, ¿Qué detalles tuviste en cuenta cuando fuiste a recoger a tu nuevo peludo?

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page